UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR
FACSO
LA COMUNICACIÓN Y EL PERIODISMO EN LA REPÚBLICA 1830-1895

domingo, 19 de junio de 2011

ZOILA UGARTE DE LANDIVAR PRIMERA MUJER PERIODISTA DEL ECUADOR

Otra de las manifestaciones de esta etapa de la historia del periodismo ecuatoriano, fue la irrupción de las mujeres dentro de esta actividad. Tal el caso de Zoila Ugarte de Landivar, quien se convirtió en la primera mujer que se introduciría en las filas del periodismo ecuatoriano.
Nació en la Parroquia El Guabo. Cantón Machala, el 27 de Junio de 1864, hija legítima de José Ugarte Rico. Tercera de una larga familia de nueve hermanos, Zoila; que casó con el Coronel Wenceslao Ugarte, que falleció relativamente joven y con hijos.
Recibió las primeras letras de su madre y descolló desde sus más tiernos años por una vivaz conversación que asombraba a los mayores. Ella creció y se forjó al calor del proceso revolucionario liberal En 1890, movida por un intenso deseo de escribir, empezó a enviar delicadas y amenas crónicas a "El Tesoro del Hogar", semanario de literatura, ciencias, artes y modas, fundado por la poetisa Lastenia Larriva de Llona, y lo hizo bajo el seudónimo de "Zarelia",
En 1903 inició una campaña en pro del poeta Numa Pompilio Llona, solicitándole una pensión vitalicia del gobierno. En Abril 1905 fundó la primera revista femenina del país titulada La Mujer, publicación mensual de Literatura y variedades, donde aparecieron poesías, cuentos, ensayos y artículos feministas escritos por mujeres deseosas de expresar públicamente sus ideas y experiencias literarias tales como Mercedes González de Moscoso, María Natalia Vaca, Josefa Veintemilla, Antonia Mosquera, Dolores Flor, Isabel Espinel. La revista se imprimía en los bajos de la Casa de los Guarderas Villavicencio en la Mejía y Guayaquil. La imprenta fue varias veces clausurada por razones políticas y en el primer piso alto vivieron los presidentes de la República desde 1928 con Isidro Ayora hasta la década de los años 40, por ser lujosa.
Desde 1906 a 1912 escribió a favor del liberalismo revolucionario en los diarios La Prensa, y La Patria. Su obra intelectual está dispersa en El Telégrafo, y en las revistas La Aurora, El Hogar Cristiano, La Ondina del Guayas, Alas, Páginas Literarias, El Demócrata, entre otras. Al producirse en Enero de 1906 la revolución alfarista que destituyó al presidente Lizardo García, en solidaridad con su hermano el Coronel Wenceslao Ugarte que cayó preso, volvióse contraria a dicho movimiento, redactó la proclama que firmaron las damas de Quito, ingresó a la redacción de "La Prensa" y tuvo por compañeros a Luis Napoleón Dillon, Nicolás Jiménez Mena, Julio E. Moreno.
El 3 de Mayo de ese año había dirigido desde el diario "La Patria" una carta abierta a Ana Paredes de Alfaro, pidiéndole que interpusiera sus influencias ante su esposo el Presidente de la República, con la finalidad de que, tras su renuncia, pudiera volver la paz a la República; pero fue contestada bajo pseudónimos por la prensa oficialista y cubierta de epítetos injuriosos. También colaboró en "La Ondina del Guayas" de las hermanas Galarza y en "El Hogar Cristiano" de Angela Carbo de Maldonado.

En 1911 pasó a dirigir "La Patria" y por corto período también estuvo al frente de "La Prensa", donde siguió haciendo campaña en pro del liberalismo radical dentro del ala placista, junto a Gonzalo S. Córdova, los antes citados defensores suyos, Manuel Ramón Balarezo, Luis Robalino Dávila, Luis Felipe Chávez y Leonidas García. En ese mismo año formó parte del Comité Pedro Gual de Guayaquil que presidió Virgilio Drouet Franco, fue electa Directora de la Biblioteca Nacional y se alejó del periodismo.
En Diciembre de 1913 salió su retrato en la portada de la revista “El Telégrafo Literario” de Guayaquil. El 14 fue redactora de "El Demócrata", publicación mensual, de literatura, arte, sociología.
 En 1918 dio a la luz varios documentos sobre Huachi escribió para la revista "La Mujer Ecuatoriana" órgano del Centro Feminista La Aurora de Guayaquil dirigido por Clara Aurora Potes de Freire. También colaboró con la revista "Páginas Literarias" de Cuenca y en Octubre fue invitada a la inauguración de la Columna del Centenario de la independencia.
Entre el 23 y el 25 desempeñó la secretaría de la Dirección de Estudios del Pichincha, hizo algunas de sus colaboraciones en “El Telégrafo” y en “El Universo” de Guayaquil. El 26 fue profesora del Colegio normal Manuela Cañizares de Quito. En Enero de 1930, como presidenta fundadora del Centro feminista Anticlerical de Quito. En 1932 ingresó al Liceo femenino "Fernández Madrid" como profesora de Castellano y allí trabajó hasta los años 40,
En 1934 se reunió con otras mujeres que habían participado directamente en diferentes revistas a través de los años, tales como Victoria Vásconez Cuvi, María Angélica Idrovo, Rosaura Emelia Galarza y lograron publicar dos números de "Alas", revista dedicada a toda mujer de habla española. Al llegar a 1942 ya no escribía, pero seguía leyendo constantemente, costumbre que jamás abandonó. El 1949 apareció su semblanza biográfica en la obra “Galería del espíritu, mujeres de mi patria” de la escritora Marayna Ofir Carvajal.
Sus últimos años fueron dolorosos, estaba tendida en una cama sin levantarse, sin apetencias ni angustias, murió en Quito, en 1969, a los 105 años de edad. Esta mujer ha pasado a la historia de la cultura ecuatoriana porque sirvió de tribuna de 1as ideas progresistas y democráticas de las mujeres que planteaban derechos y conquistas en ese campo social y político de la sociedad.
También colaboró en "La Ondina del Guayas" de las hermanas Galarza y en "El Hogar Cristiano" de Angela Carbo de Maldonado.
V.F
FUENTE: Dr. Marco Villaruel, Pág.59

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada